Visitors Now:
Total Visits:
Total Stories:
Profile image
Story Views

Now:
Last Hour:
Last 24 Hours:
Total:

Los Servicios Secretos de la UE (que oficialmente no existen)

Tuesday, November 29, 2016 20:19
% of readers think this story is Fact. Add your two cents.

(Before It's News)

B4INREMOTE-aHR0cHM6Ly8zLmJwLmJsb2dzcG90LmNvbS8tOG5GVjNFdHRwbU0vVW90aGxaUGxha0kvQUFBQUFBQUFBc0kveDVhUnBtOWJISWsvczE2MDAvZWVhc19mZWF0dXJlLmpwZw==
Bruselas, el centro de gravedad de la Unión Europea y Sede de la OTAN, no sólo está llena de grupos de presión, diplomáticos, militares, burócratas, políticos y otros caracteres extraños de todo el mundo, sino también espías.
“Bruselas es una de las mayores capitales del espionaje en el mundo”, dijo Alain Winants, jefe del Servicio de Seguridad del Estado Belga (VSSE). 
Sin embargo, oficialmente, la propia UE no dispone de un servicio de inteligencia propia. Es dependiente de los servicios nacionales de inteligencia de los Estados miembros que le suministran una “inteligencia terminada.” Oficialmente. En realidad, ha habido una construcción de un aparato de inteligencia hasta llegar a los seis servicios que hasta el momento, existen formados por 1.300 especialistas. Pero debido a que  oficialmente no realizan operaciones encubiertas directas -¡ aunque ellos van al extranjero, incluyendo a Libia durante la primavera árabe! -  simplemente niegan ser los servicios de inteligencia.
Así, cuatro de ellos han conseguido escapar de la supervisión democrática y del control por parte del Parlamento Europeo. Incluso en los EE.UU., la Comunidad de Inteligencia es responsable ante el Congreso. No es así en la UE. Como todo lo demás, se pierde en la burocracia de la UE – el más reciente data de 2011 – están en constante crecimiento, asumiendo más funciones, responsabilidades y  poder, con grandes y cada vez más amplias bases de datos a su alcance, atado en una densa red de otros servicios de inteligencia . Y es sólo el comienzo.
Algunos miembros del Parlamento están cada vez más inquietos y quieren controlarlos, Martin Ehrenhauser, diputado independiente de Austria y miembro de la Subcomisión de Seguridad y Política de Defensa, es uno de los cabecillas, y en su entradadel blog , detalla algunas de las cuestiones.
Desde su fundación, la UE ha ido construyendo sus propios programas espía, a menudo provocados por necesidades específicas, en una forma “ad-hoc”, “sin una estrategia” y sin un “concepto coherente” sobre su estructura, métodos…. Esta “comunidad de inteligencia de la EU” vió sus primeros pasos en 1993 con la fundación de Europol, el único servicio de información establecido por un tratado, y por lo tanto el único con una base legítima. Entre los años prolíficos de 2000 y 2004, cuatro unidades de inteligencia adicionales fueron improvisados por el Consejo Europeo (que recordemos no ha sido elegido en elecciones alguna). Y otra más reciente en 2011.
Al Parlamento, castrado por su diseño “hiper-democrático” de la UE, no se le dió la oportunidad de participar. ¿La lógica? Dado que estas entidades reciben sólo “inteligencia determinada de los países de la UE”, la supervisión democrática debería incumbir a los parlamentos nacionales, no con el Parlamento Europeo. Por desgracia, estos servicios de inteligencia de la UE están reuniendo su propia inteligencia a un grado cada vez mayor .Por lo tanto, Ehrenhauser piense que la idea de que la UE recibe el 100% de la información de los servicios de inteligencia nacionales es una “falacia”.
Los servicios de inteligencia de la UE funcionan de manera similar a sus equivalentes nacionales: recopilar información, a menudo en el extranjero, lo analizan y lo transmiten a los responsables políticos. Estos productos se pueden clasificar como TOP SECRET UE. El mero hecho de que no pueden utilizar las operaciones encubiertas directamente para obtener la información, Ehrenhauser escribe: “”no es suficiente para negar la existencia de los servicios de inteligencia y por lo tanto la necesidad de un control democrático por parte del Parlamento Europeo.”
De los seis servicios, sólo Europol (la inteligencia y aplicación de la ley) y Frontex (fronteras exteriores) están sujetos a algún tipo de supervisión parlamentaria. Los cuatro restantes – el Centro de Análisis de Inteligencia (IntCen), el Centro Satélite (SatCen), la Dirección de Inteligencia (IntDir) y la Sala de Situación (monitoreo de crisis) – están fuera del control democrático.
Las cuatro han sido incorporadas en el Servicio Europeo de Acción Exterior ( SEAE/EEAS ), que a su vez fue fundada en 2011. Algunos de ellos ni siquiera publican sus presupuestos. A pesar de que todavía son pequeños, dada su juventud,  están destinados a crecer al igual que Europol ha ido creciendo en sus 20 años de existencia. Ya están enredándose  en “cada vez más complejas estructuras de toma de decisiones con responsabilidades difusas,” dice Ehrenhauser.
Así que exige la supervisión por parte del Parlamento Europeo “en todos los niveles.” No es que no lo hayan intentado. Bueno, un poquito. Mientras que el Parlamento – único órgano democrático – no puede iniciar la legislación, tiene un cierto control sobre los cordones de esta bolsa. Hubo una iniciativa para forzar  al SEAE a revelar los presupuestos de estas cuatro entidades.  Sin embargo, fue rechazada en el Comité de Presupuestos.
¿Qué tipo de Parlamento decide poner fin a sus responsabilidades? ¿Qué tipo de votos tienen los legisladores  para continuar con la ignorancia y la impotencia ante lo que algún día será un aparato de inteligencia enorme, con presupuestos desconocidos, límites mal definidos, y la misión de servir a su amo, el Consejo Europeo? Los monstruos se han creado sobre esta base. Otra victoria para los eurócratas no elegidos y sus ejércitos de funcionarios que caminan pesadamente hacia adelante, empeñado en la aplicación de su visión de un Estado-mega-gravado sólo ligeramente pulido por la fina chapa de la democracia.

Según Ehrenhauser, la red de cooperación de inteligencia de la UE que se ha establecido, actualmente cuenta con cuatro departamentos del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y dos agencias de la UE, Europol y Frontex. Un total de 1.300 personas están ocupadas y un presupuesto anual de 230 millones de euros.

Report abuse

Comments

Your Comments
Question   Razz  Sad   Evil  Exclaim  Smile  Redface  Biggrin  Surprised  Eek   Confused   Cool  LOL   Mad   Twisted  Rolleyes   Wink  Idea  Arrow  Neutral  Cry   Mr. Green

Top Stories
Recent Stories

Register

Newsletter

Email this story
Email this story

If you really want to ban this commenter, please write down the reason:

If you really want to disable all recommended stories, click on OK button. After that, you will be redirect to your options page.