Online:
Visits:
Stories:
Profile image
Story Views

Now:
Last Hour:
Last 24 Hours:
Total:

La cabeza de Flynn ha rodado. ¿Le seguirá la de Trump?

Thursday, February 16, 2017 8:06
% of readers think this story is Fact. Add your two cents.

(Before It's News)

Apenas tres semanas después de la toma de la presidencia por Trump, sus enemigos políticos en el establishment de Washington han apuntado alto con la renuncia forzada del Asesor de Seguridad Nacional de Trump, Michael Flynn. Este establishment incluye organismos de inteligencia del Estado y medios de comunicación corporativos alineados, que han estado abriendo fuego hacia Trump desde su elección el pasado noviembre.
Flynn tenía que irse después de que el Washington Post y otros medios informaron que no estaba diciendo la verdad acerca de las llamadas telefónicas que había estado sosteniendo con el embajador de Rusia, Sergey Kislyak durante la transición a la administración Trump. Flynn nunca negó las llamadas a finales de diciembre, pero mantuvo que nunca fueron discutidas las sanciones de EEUU a Rusia.
La persistencia de los medios de comunicación estadounidenses no se han dado por vencidos en los cargos contra Flynn, lo que demuestra que su confianza sobre el tema estaba respaldada por fuentes de inteligencia. O dicho de otra manera, se trataba de una caza de brujas basada en la información de una revelación ilegal de información privada.
Flynn le dijo al vicepresidente Mike Pence que las sanciones no fueron discutidas y que la conversación con el diplomático ruso sólo trató sobre las disposiciones necesarias referente a la llamada telefónica que tendría lugar entre el presidente Trump y su homólogo ruso, Vladimir Putin – esa llamada finalmente se realizó el 28 de enero.
Pence inicialmente apoyó a Flynn, diciendo a los medios de comunicación que no había nada anormal en las llamadas telefónicas.
Legalmente, cualquier ciudadano estadounidense sin cargo público- lo que Flynn era durante el traspaso de la oficina antes de que Trump la inaugurara el 10 de enero – sin autorización de los Estados Unidos, comience o desarrolle directa o indirectamente alguna correspondencia o relación con cualquier gobierno extranjero o cualquier funcionario o agente del mismo, con la intención de influenciar medidas o la conducta de cualquier gobierno en relación con cualquier disputa o controversia con EE.UU. o a derrotar las medidas de Estados Unidos, será multado bajo la Ley Logan o encarcelado no más de tres años, o ambos.
Al parecer, ahora, como resultado de las investigaciones del FBI y funcionarios estadounidenses citados por el Washington Post, las sanciones si se discutieron entre Flynn y Kislyak. Rusia se ha negado a comentar sobre la naturaleza de las llamadas telefónicas.
¿En qué estaba pensando Flynn? Durante la administración Obama, había ejercido como jefe de la Agencia de Inteligencia de Defensa – una de las 16 organizaciones de espionaje federales de los Estados Unidos. Parece increíble que, dada su experiencia en materia de vigilancia, Flynn podría haber sido tan imprudente como para mantener conversaciones telefónicas con el principal diplomático de Rusia en Washington en temas de seguridad nacional.
Especialmente teniendo en cuenta también que Flynn estaba a punto de asumir el cargo como asesor de seguridad nacional de alto nivel para el nuevo presidente, Donald Trump, que ya estaba bajo un intenso escrutinio mediático sobre sus supuestos vínculos con Rusia.
No sólo mantuvo conversaciones telefónicas, también parece probable que Flynn abordó el tema de cómo las sanciones estadounidenses impuestas por Obama podrían ser levantadas bajo la administración Trump. Parece ser que Flynn no se percató que cada palabra podría ser explotada por la inteligencia estadounidense; parece un increíble error de juicio por su parte.
El sospechoso contacto telefónico se produjo en el momento que Obama sancionó varios diplomáticos rusos por las acusaciones de que piratas informáticos rusos habían interferido en las elecciones presidenciales. Esas acusaciones de piratería patrocinada por el estado ruso nunca han sido probadas.
Como el  Washington Post  dice, los funcionarios de inteligencia estadounidenses se sorprendieron cuando el presidente ruso, Vladimir Putin no reaccionó a las sanciones de Obama anunciadas el 29 de diciembre, en lugar de tomar medidas sobre los estadounidenses les deseó una Feliz Navidad. De acuerdo con el Post , la inteligencia de Estados Unidos comenzó a buscar una posible explicación para la inesperada respuesta de Putin, y encontraron la respuesta en la llamada de Flynn al embajador ruso. Se afirma que Flynn indicó al diplomático ruso que las nuevas sanciones impuestas por la administración saliente de Obama serán debidamente revertidas por Trump.
Llegados a este punto, parece plausible que los agentes de inteligencia de Estados Unidos no se dediquen a una búsqueda al azar, sino que tenía a Flynn en la mira todo el tiempo, después de haber escuchado esta llamada telefónica con el embajador ruso.
También el Washington Post ha señalado enfáticamente esta semana que Trump alabó rápidamente a Putin por no tomar medidas de represalia a las sanciones de Obama.
Una posible inferencia de todo esto es que Flynn estaba actuando como mediador con los rusos bajo la instrucción de Trump:

«Los funcionarios y ex funcionarios dijeron que aunque creían que [el vicepresidente] Pence fue inducido a error sobre el contenido de las comunicaciones de Flynn con el embajador de Rusia, no se puede descartar que Flynn estaba actuando con el conocimiento de los demás en la transición», informa el Washington Post.

la administración de Trump ya había causado consternación profunda entre el establishment de Washington del Departamento de Estado, los tink-tanks de relaciones exteriores, el aparato de inteligencia militar y medios de comunicación corporativos alineados. Las intenciones declaradas de Trump de normalizar las relaciones con Rusia antes y después de su elección el 8 de noviembre han chocado con la agenda geo-estratégica a largo plazo de Washington de fomentar la hostilidad con Moscú.
La renuncia forzada de Michael Flynn, que fue un defensor influyente en la Casa Blanca para la normalización de las relaciones con Rusia, puede ser visto como un golpe suave contra Trump – infligidos por los agentes del estado profundo de los Estados Unidos.
Parece muy probable que después de haber solicitado la cabeza de Flynn, los enemigos políticos de Trump no se detengan aquí. El gran premio podría ser el mismo Trump con su destitución de la presidencia por juicio político, acusado de conspirar con un estado enemigo.

Toda la conmoción por Flynn en los medios de Estados Unidos es sólo el comienzo de una campaña contra Trump como la persona que le dio la autorización para ponerse en contacto de forma ilícita con los rusos. Y parece que la incompetencia de la administración Trump está jugando directamente a favor de esa agenda para expulsarlo de la Casa Blanca.



Source: http://www.conjugandoadjetivos.com/2017/02/la-cabeza-de-flynn-ha-rodado-le-seguira.html

Report abuse

Comments

Your Comments
Question   Razz  Sad   Evil  Exclaim  Smile  Redface  Biggrin  Surprised  Eek   Confused   Cool  LOL   Mad   Twisted  Rolleyes   Wink  Idea  Arrow  Neutral  Cry   Mr. Green

Top Stories
Recent Stories
 

Featured

 

Top Global

 

Top Alternative

 

Register

Newsletter

Email this story
Email this story

If you really want to ban this commenter, please write down the reason:

If you really want to disable all recommended stories, click on OK button. After that, you will be redirect to your options page.