Profile image
Story Views

Now:
Last Hour:
Last 24 Hours:
Total:

Metaloestrógenos: Una nueva forma de cáncer

Tuesday, February 14, 2017 16:27
% of readers think this story is Fact. Add your two cents.

(Before It's News)


Metales como el aluminio han sido relacionados con el cáncer de mama desde hace algún tiempo, pero una nueva investigación confirma la existencia de una clase completamente nueva de estrógenos que causan cáncer conocidos como “metaloestrógenos”, y que se encuentran en miles de productos de consumo – algunos de las cuales aún se usan en suplementos y alimentos como “nutrientes” …
LA ESTROGENIZACIÓN AMBIENTAL

¿Qué son los estrógenos? Los estrógenos son las hormonas femeninas, la sustancia opuesta a los andrógenos. Como ejemplos de estrógenos, tenemos compuestos como el estradiol, la estrona, el estriol o la progesterona ―aunque ésta sea un progestágeno, otro tipo de hormona femenina.
Ejemplos de andrógenos u hormonas masculinas tenemos: la androsterona, la androstenediona, el androstenediol, el DHEA, la DHT (dihidrotestosterona) y la más conocida, la testosterona.

Trataremos aquí los xenoestrógenos.

Estos compuestos difieren de los arquiestrógenos (los estrógenos naturales, ya mencionados) en que son sintéticos, y que se hallan en productos artificiales (como el omnipresente plástico, por poner solo un ejemplo) introducidos en el mundo por empresas químicas, agricultoras e industriales en los últimos 70 años. Los xenoestrógenos se encuadran en los llamados Disruptores Endocrinos (DEs, también llamados Interruptores Endocrinos o “estafadores químicos”), sustancias artificiales que pululan por el ambiente gracias a la contaminación e “imitan” los efectos de los estrógenos naturales, actuando como potentes mensajeros hormonales y propiciando cambios importantes en personas y animales (especialmente peces y anfibios).
Hoy en día, gracias a la contaminación imperante, la estrogenización ambiental es altísima. Encontramos estrogenización en el recubrimiento interior de latas y de botellas, los aditivos en la comida procesada, el olor que despiden los materiales del interior de un coche, los aires acondicionados, las sustancias químicas vertidas en el agua, la infinita gama de plásticos que nos rodea… se trata de una verdadera plaga. Tanto es así que incluso en las tribus tercermundistas más aisladas del mundo se han encontrado claros efectos de estrogenización, infiltrada a través del aire y del agua.
Un nuevo estudio publicado en la revista Cancer Research revela que la dieta con exposición al Cadmioaumenta el riesgo de cáncer de mama después de la menopausia, lo que confirma investigaciones anteriores sobre que una amplia gama de metales que ahora están siendo cada vez más expuestos y  representan  una clase emergente de metaloestrogenos con la posibilidad de incorporarse a la carga estrogénica de la mama humana.
En un informe de 2006 publicado en el Journal of Applied Toxicology , los investigadores encontraron que los siguientes metales fueron capaces de unirse a los receptores estrogénicos celulares y luego imitar las acciones de los estrógenos fisiológicos: ” aluminio, antimonio, arsenito, bario, cadmio, cromo (Cr ( II)), cobalto, cobre, plomo, mercurio, níquel, selenito, estaño y vanadato “.
Como hemos revelado en una exposición anterior sobre el uso de formas tóxicas de selenioen  fórmulas certificadas por el USDA (departamento Agricultora US) de aliementos infantiles, la exposición a la selenita de sodio (y selenato de sodio) es difícil de evitar, ya que es la principal fuente de selenio complementario en vitaminas del mercado de masas, alimentos, bebidas, etc Lo anterior tambiés es cierto para las formas inorgánicas de cromo, cobre, níquel, estaño y vanadio, que se encuentra en las etiquetas de las famosas multivitaminasque se pueden encontrar en los mercados .Otra fuente diaria de exposición al metaloestrogeno para millones de consumidores es el aluminio que se encuentra en los antitranspirantes.
Si un metal puede exhibir propiedades cancerígenas en una concentración 100.000 veces menor de la que se utiliza actualmente en productos de cuidado personal , es fundamental que haya un cambio de paradigma en la forma en que se realizan las evaluaciones de riesgos toxicológicos.
En la actualidad, las evaluaciones de riesgo dependen de los estudios en animales, donde el objetivo es averiguar la cantidad que una sustancia química es necesaria para matar de forma aguda el 50% de una población expuesta (DL50). Sólo entonces, es un “nivel aceptable de daño” extrapolado para los seres humanos (como si la determinación de un “nivel aceptable de daño” fuera un objetivo éticamente neutral).
El problema es que los humanos no son ratones; hay profundas toxicidades sinégicas que nunca se tienen en cuenta cuando estamos expuestos a más de un producto químico de forma simultánea, la DL50 no indica lo que constituye una dosis subletal / crónica tóxica o un reconocimiento de que los efectos tóxicos crónicos ocurren con dosis mucho más bajas, y sobre todo, importante para el propósito de este artículo, el concepto de aumento de la toxicidad medida cuando disminuye la concentración ni siquiera es considerado.
Esto, de hecho, es lo que ocurre en ciertos tipos de radiación y exposición petroquímica. Radiación en dosis bajas puede ser mucho más cancerígena que altas dosis de radiación, por lo que  el uso de  rayos x con la mamografía  para una ” detección temprana”  es una práctica brutal y deshonesta, ya que probablemente produce mucho más cáncer de lo que se dice que previene.
Esto es también lo que sucede con algunos productos petroquímicos, por ejemplo, bisfenol A, , que puede ser más tóxico en concentraciones inferiores a las superiores, debido a su efecto hormonal, bloqueo y / o efectos de la intensificación, así como su capacidad para interactuar en un nivel molecular con las superficies y estructuras celulares, lo que no ocurre cuando se agregan en mayores volúmenes o cantidades. Todo el campo de la nanotecnología , de hecho, sufre de este problema contradictorio: cuanto menor es el tamaño, mayor es la toxicidad potencial y mayores los efectos de salud adversos no deseados.

Artículo originalEscrito por Sayer Ji, Fundador de www.GreenMedInfo.com .



Source: http://www.conjugandoadjetivos.com/2017/02/metaloestrogenos-una-nueva-forma-de-cancer.html

Report abuse

Comments

Your Comments
Question   Razz  Sad   Evil  Exclaim  Smile  Redface  Biggrin  Surprised  Eek   Confused   Cool  LOL   Mad   Twisted  Rolleyes   Wink  Idea  Arrow  Neutral  Cry   Mr. Green

Total 3 comments
  • Fokofpoes

    Su artículo anterior fue realmente bueno, en serio, utilizar un traductor y publicarlo en Inglés porque la mayoría de estas personas son ignorantes.

    • Fokofpoes

      Por favor, tiene información importante, le recomendamos que trate de traducirla al inglés. La mayoría de la gente no se va a molestar con el español.

  • Fokofpoes

    Btw, I can still read what you’re saying without having to translate it, yeah, I mostly agree.

Top Stories
Recent Stories
 

Featured

 

Top Global

 

Top Alternative

 

Register

Newsletter

Email this story
Email this story

If you really want to ban this commenter, please write down the reason:

If you really want to disable all recommended stories, click on OK button. After that, you will be redirect to your options page.