Profile image
Story Views

Now:
Last Hour:
Last 24 Hours:
Total:

Soulspeak With Dani Valdés (In Spanish/ En Español)

Saturday, March 3, 2012 14:42
% of readers think this story is Fact. Add your two cents.

Headline: Bitcoin & Blockchain Searches Exceed Trump! Blockchain Stocks Are Next!

“Como Deejay, lo que más me gusta es cuando se crea una ‘sincronía’ entre las personas que están bailando y yo. No siempre ocurre, pero hay sesiones en las que se crea un círculo armónico que se retroalimenta: yo vibro viendo cómo el público disfruta con la música que pongo, y el público vibra al disfrutar con la música mientras siente como el Dj está vibrando. ¡Es una sensación alucinante!”
 
Barcelona, Spain



¿Quién es Dani Valdés?
¡Buena pregunta!, ¡cuando lo descubra prometo decírtelo! No obstante, me arriesgaré a concretar algunos rasgos objetivos: Dani Valdés es un ser humano que nació el 27 de septiembre de 1974… Mi madre trabajaba de profesora (siempre con niños de alrededor de 10 años de edad),  mi padre de electro-mecánico, reparando lavadoras industriales y cosas así.
Era (y soy) un niño muy testarudo, cuando se me metía algo en la cabeza no había manera de sacármelo, no paraba hasta que lo conseguía; mis padres lo dejaron por imposible. A este respecto, mi esfuerzo ha sido aprender a ser ‘cabezota’ sólo con las cosas en las que vale la pena serlo.
Desde mi adolescencia sentí una especial atracción por la creatividad, en especial en dos vertientes: jugar con la música y jugar con las palabras. ‘Curiosamente’, ‘de mayor’ he acabado haciendo de Deejay y de escritor. Soy consciente de que es una combinación bastante peculiar, imagino que ambos lados los integré con el zen, que ha sido la piedra angular de mi práctica espiritual.

¿Cómo empezó la música para ti? ¿Por qué elegiste ser Deejay
La música me gustó desde niño. Disfrutaba con las canciones que mi padre escuchaba en casa y que yo vivía a modo de ‘beneficio colateral’. Cuando mi hermano, dos años mayor que yo, se convirtió en adolescente y empezó a escuchar música ‘dance’, quedé totalmente cautivado por las melodías de los sintetizadores. En aquella época estaban muy de moda los llamados ‘megamixes’, que no eran otra cosa que varias canciones mezcladas, cortadas y unificadas con muchos efectos de sonido, se convirtieron en mi pasión. Con la ayuda de mis padres pude comprarme el material necesario (de segunda mano) para hacer en casa mis propios megamixes. Se me daban bastante bien los montajes musicales, y a los 15 años ya había adquirido cierta popularidad en el sector musical de la pequeña ciudad donde vivía. Un día, en una tienda de discos, entró el Deejay del club de moda de la ciudad y el propietario de la tienda nos presentó. Aquel Dj estaba haciendo el servicio militar obligatorio y necesitaba a alguien que fuera a ‘trabajar’ a la disco cuando él no pudiera ir. A mí se me iluminó la cara y mi sonrisa alcanzó unas cotas de dos metros de ancho por uno de alto. Al cabo de dos semanas empecé a trabajar en aquella disco, y aquel Dj es aún uno de mis mejores amigos.
Creo que no elegí ‘ser Deejay’, ¡simplemente era lo que más ilusión me hacía del mundo!

¿Qué otras pasiones tienes?
¡Muchas!, todo lo que me atrae acaba convirtiéndose en pasional. Pero si tuviera que destacar alguna de esas pasiones que siempre ‘están ahí’, me inclinaría por las artes marciales, especialmente por el Karate.

¿Estás casado?, ¿pareja?… ¿Cómo ha influido tu trabajo en tus relaciones?
¡NoooOoooOOoOoooo!, no estoy casado, y por ahora tampoco estoy emparejado.

Trabajar de Deejay sólo ha influido en cuanto a los horarios, convivir con otra persona que tenga hábitos más diurnos que yo no siempre es sencillo, pero con buena voluntad y Amor, todo es posible. Yo mismo soy más difícil para las relaciones de pareja que los horarios complicados. Rehúyo de cualquier situación en la que no me sienta tan libre como me gustaría sentirme, de modo que coincidir con otra persona que conciba las relaciones de forma similar, y no lo confunda con un ‘todo vale’, no es sencillo (y sí, sí que vale todo, pero vale todo aquello que los dos estemos de acuerdo en que debe valer).

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
Como Deejay, lo que más me gusta es cuando se crea una ‘sincronía’ entre las personas que están bailando y yo. No siempre ocurre, pero hay sesiones en las que se crea un círculo armónico que se retroalimenta: yo vibro viendo cómo el público disfruta con la música que pongo, y el público vibra al disfrutar con la música mientras siente como el Dj está vibrando. ¡Es una sensación alucinante!

Como escritor, me divierte mucho tratar de hacer, con las palabras que escribo, que las personas lleguen a sentirse a sí mismas a un nivel más profundo del que la propia mente racional nos suele permitir. Podríamos decir que con palabras intento crear un balcón abierto, con vistas al corazón, en la mente de las personas.

Si pudieras estar en cualquier parte del mundo ahora mismo, ¿dónde estarías?
Procuro cultivar muchos momentos de aquellos en los que cuando nos hicieran esta pregunta, pudiéramos responder: ‘Deseo estar donde estoy, y estar haciendo lo que estoy haciendo’. Sin embargo, es cierto que hay muchísimos lugares del planeta en los que aún no he estado y me encantaría visitar: Japón, Tibet, Canadá, Islandia… ¡la lista es interminable!

¿Hay algún sueño que todavía tengas por cumplir?, ¿se puede contar? ¿Qué te detiene?
Sí, por supuesto. Mi mayor sueño es contribuir, en la medida que pueda, a que el mundo sea un poco más feliz. Es un sueño que trato de vivir día a día, no es que sea algo inalcanzable, más bien es un sueño inagotable. 

¿Crees en el destino?
Creo que pensar en el destino como un cuadro inamovible que ya ha sido pintado antes de que nazcamos es una trampa de la mente. El destino está ocurriendo ahora y está en constante movimiento, es nuestra mente racional quien trata de hacerle fotos y clasificarlo en pasado o futuro. Si uno quiere conocer su destino, lo más acertado que puede hacer es centrar su atención en la vida, en el ahora, sin pensar en nada, es en ese instante cuando el destino y nosotros convertimos en un mismo ‘todo’.

¿Cuál ha sido el momento más memorable como Deejay? Recuerdo una ocasión en la que me llamó la atención una chica que bailaba encima del altavoz. Su forma de bailar era muy peculiar. No era arrítmica, había coherencia, fluidez y gracia en sus movimientos, pero no iba al compás exacto de la música que sonaba. La sensación que me dio era que ella seguía su propio ritmo. En mi carrera como Deejay he visto bailes del todo surrealistas, de personas completamente  alcoholizadas,  de personas drogadas con todo tipo de estupefacientes, de personas que bebían zumo de naranja pero simplemente no tenían ningún sentido del ritmo… he llegado a contemplar verdaderos atentados al sentido del arte, pero aquella chica no encajaba con ningún perfil que me resultara familiar. Casi era un reto, disfrutaba viéndola bailar simplemente porque no comprendía lo que estaba viendo, además, parecía un ángel pequeñito, realmente tenía cara de muy buena persona.


Coincidió que cuando esta chica abandonó la sala con su grupo de amigos, el jefe del club, que era un buen amigo mío, vino a la cabina… y sin pensarlo demasiado le pregunté:
-¿Te has fijado en la chica que ha estado bailando toda la noche encima del altavoz?

Aunque no fue consciente de ello, me desvelo al acto la clave del misterio, me dijo que la conocía de otras ocasiones, que era una persona encantadora, y que era sordomuda. Bailaba encima del altavoz para sentir la vibración de los graves en el cuerpo. Aquella noche me sentí orgulloso de trabajar como Deejay y honrado de haber podido tocar para aquella chica.

¿Cómo enganchas al público?
No puedo darte una respuesta lógica porque el ‘feeling’ por el que me guío como Deejay no pertenece a la lógica. Cuando uno lleva haciendo este trabajo tantos años, no piensa qué música poner, simplemente lo sabe. Se percibe un ‘algo’ (alguien podría llamarlo energía) que te va guiando hacia qué sensaciones quieres crear en el público. Digamos que no pienso ‘en canciones’, sino en sensaciones (sé que las sensaciones no se piensan, es una forma de hablar); simplemente tengo práctica en saber qué sensación debo crear para que la gente siga animada; cuando lo tengo claro, solo es cuestión de escoger la canción ideal para ello.

Si fueras una canción, ¿qué canción te gustaría ser?
Si fuera una canción, me gustaría ser: ‘5ème Soleil’ de Keny Arkana.
Con este link podréis verla en Youtube con subtitulos en inglés, y con el de debajo con los subtítulos en español:



¿Qué es el amor?
Ok, siguente pregunta…

No… ahora en serio. Tratar de describir qué es el Amor es literalmente imposible, pues por el simple hecho de estar etiquetándolo con palabras, ya lo estamos limitando. Tal vez, las palabras menos limitantes que se me ocurren ahora mismo al respecto son: el Amor es la esencia más íntima e infinita en cada uno de nosotros. No obstante, yo le recomendaría a cualquier persona que esté leyendo esta entrevista que se olvide de la estúpida descripción que acabo de hacer y que se enfoque, simplemente, en sentir Amor. En referencia  a este asunto, recuerdo que estando en presencia de un gran Maestro Tibetano, una chica le preguntó si es preferible enfocarse en amarse a uno mismo para poder amar a los demás, o bien, si es preferible enfocarse tan sólo en dar Amor a los demás, pues en la ‘literatura espiritual general’ están descritas ambas cosas. Las palabras del Tulku Lama aún resuenan en mi memoria: Amarse a uno mismo es el Objetivo, Amar a los demás es el método.

¿Qué has aprendido de ti mismo?
He aprendido que jamás hay que olvidarse de uno mismo. Si te sientes a ti, lo tienes todo, si te olvidas de ti, no tienes nada.

¿Qué te motiva?
Me motiva la ilusión, en este aspecto soy muy infantil, sencillo. Lo que me ilusiona me atrae y me motiva enormemente, a lo que no me ilusiona no suelo prestarle demasiada atención.
Actualmente estoy en una fase en la que me ilusiona mucho la posibilidad de que las personas podamos ir más allá de nuestros pensamientos, me refiero a que todos los seres humanos podamos romper la barrera de nuestro alocado murmullo mental y sentir qué somos en esencia. El libro que he escrito, titulado ‘El Disc-jockey del Silencio’ (en referencia al silencio en la mente), y casi todo lo que hago como escritor/divulgador, va encaminado a ello, a que las personas puedan percibirse a sí mismas en toda su magnitud de una manera sencilla y práctica. Eso me hace muy feliz, pues al final, la ilusión es uno de los vehículos con los que el Amor viaja 

¿Qué ideas has dejado ir?
¡Muchísimas!, pero creo que entre las ideas más importantes que he soltado, estaría la de ser un pequeño cuerpecito con una personalidad determinada que está aquí para sobrevivir como pueda. Se nos inculca, por todas partes, que somos algo muy pequeñito, que estamos rodeados de monstruos (las demás personas) a los que hay que superar. Se nos dice que la vida es una tremenda lucha, se nos repite hasta que lo creemos, y al creerlo lo creamos, y además nos rodeamos de otras personas que también lo creen y lo crean, y así se crea un espiral asqueroso que acabamos aceptando como ‘lo normal’. Pero todo esto es basura, podríamos decir que es una idea de mierda (con perdón), una basura putrefacta y contaminante que huele mal y pesa mucho; lo mejor es desprenderse de ella en cuanto antes y disfrutar de la ligereza que nos regala la vida cuando la tratamos como su fuera nuestra mejor amiga, y realmente, así es.

¿Qué consejo le darías a un niño de 10 años de edad, acerca de la vida? ¡No te hagas Deejay o los padres de todas tus novias van a pensar que tomas drogas!…Pero si le hablara seriamente, le diría que es capaz de hacer cualquier cosa que se proponga de corazón, que no crea a otras personas cuando le digan que esto o aquello es muy difícil o que no puede lograrse. Le diría que la mayoría de personas, en especial las adultas, han olvidado quienes son; ya no recuerdan que son seres alucinantes y divertidos que han venido a este mundo a jugar. ‘El truco’ para que eso no ocurra es muy sencillo: vivir con la felicidad como guía, y hacerlo respetando a los demás; pero si por lo que fuera llegara a ocurrir, tenemos un sencillo antídoto: empezar a utilizar ‘el truco’ desde ahora mismo.

¿Qué te hace sonreír?
Es Imposible decirte sólo 1, 2, 3 o 500 cosas que me hagan sonreír, ¡me paso gran parte del día sonriendo!

Alegría, Amor y Paz son los 3 ingredientes de nuestra Naturaleza Original, siempre que no nos sentimos en alguno de estos 3 estados es porque estamos pensando demasiado, y la distancia entre nosotros y nuestra Felicidad se mide en pensamientos, ¡yo procuro pensar lo menos posible! :D

Un mensaje para el mundo.
No hagamos caso a la negatividad que constantemente nos están transmitiendo los medios de comunicación. La maldad es tan efímera que necesita ser publicitada escandalosa y periódicamente. El Amor, en cambio, es sigiloso, no necesita ningún publicista, es el pilar central de la existencia y está por todas partes y a todas horas; centremos nuestra atención en Él y confiemos plenamente en la vida, pues no comete errores, no nacen focas en el Sahara… ;)

gh


 Conectar con Dani 



Source:

Report abuse

Comments

Your Comments
Question   Razz  Sad   Evil  Exclaim  Smile  Redface  Biggrin  Surprised  Eek   Confused   Cool  LOL   Mad   Twisted  Rolleyes   Wink  Idea  Arrow  Neutral  Cry   Mr. Green

Top Stories
Recent Stories
 

Featured

 

Top Global

 

Top Alternative

 

Register

Newsletter

Email this story
Email this story

If you really want to ban this commenter, please write down the reason:

If you really want to disable all recommended stories, click on OK button. After that, you will be redirect to your options page.